Follow by Email

miércoles, 19 de enero de 2011

Ven mi amante.

Ven amante sin amor

ven poetisa infiel

embriagante sudor

que compartías con él.

Cómo es hiriente el perfume

penetrante en mi sien

sexo carente de amor indemne

corrosiva morbosidad.

Ahora ven. Y toma de mí lo ultimo

éste rio de pasión, éste orgasmo súbito

ésta convulsión que se deriva

de un salvaje vaivén de nuestras caderas.

Toma la magia de mis dedos

toma mi esencia en tu boca

toma todo y no dejes nada

desbórdame, ahógame de tu placer.

Atácame si piedad

clávame tus uñas de deseo

muerde mi espalda y sé mi víctima

yo seré victimario, tu amante.

Veo como mides la barbaridad

a través de tu deseo satisfecho,

tus ojos piden piedad

pero tus gemidos barbarie

y con brutalidad indomable

exploto a tu dadivosa intimidad.

Respira y siente este aroma,

memoriza el perfume fraguado en la cima del clímax

fragante olor a sexo despabílate

sé dócil, sé salvaje y báñame de ti.

Aromatízame de amor

inúndame de ti, mójame,

humecta mi piel…

sé fuente rebosante de placer.

¡Ay de mí! víctima y verdugo

¡Ay de ti! ajusticiada por mi virilidad.

¡Ay de nosotros! entregados a la hoguera

sexual de nuestra reunión.

Pero no te vayas aun.

Quédate un rato más.

A penas lo estoy imaginando…

1 comentario:

  1. .........................................................................................
    ¿que le puedo decir?


    que exceso...! la maxima expresion del placer con las palabras mas exactas...

    me super encanto...!

    ResponderEliminar