Follow by Email

miércoles, 6 de junio de 2012

Tal vez.

La sedición comienza querido lector (a)
cuando se le pregunta a la persona objeto de amor y cariño sinceros:
¿estás enamorada (o) de mí?
y responde con la misma pregunta:
¿y tú de mí?
y los dos al unísono respondemos tímidamente:
Tal vez.

"Tal vez" es una palabra tan llena de secreto
tan llena de un "Sí" y tan llena de un "No"
Ella es misteriosa como la noche en que se sublevaron
los sediciosos hambrientos de libertad... amaron.

Se amaron sí y los odiaron.

Esta pasión que se funde entre las sábanas de mi amor,
que se confunde entre las sabanas del campo de batalla,
dos polos, dos balas perdidas, dos amantes
vagabundos entre tu cielo y mi tierra
entre el sí y el no...

La bendita casualidad que hizo que chocaran esos dos mundos
este choque de amor, esta revolución, este compás de suspiros profundos
causalidad de esta fragua que inventa motivos
que duerme pensando en ese personaje ...

¿Con quién sueñas?
¿Seré yo el ladrón que se roba tus noches de vela?
¿O será otro bandido que asalta esos acuosos sueños?

Dos agujas de maldito tic tac
el pesado sueño de esperar


No hay comentarios:

Publicar un comentario