Follow by Email

jueves, 2 de julio de 2015

Ya sea por la vida o por la muerte, nada permanece.

Podridos son los sentimientos
que no logran llegar a su destino.
Canciones tristes y vino,
acompañan los frustrados intentos.

No me queda más que recordarte...

Recordar la suave mejilla que tanto besé,
del cabello del cual me enmarañé,
de tu abrazo a cuatro miembros
y tu promesa de no volver.

Tu recuerdo me muerde la piel
la febril fragua de tus caderas
sudorosa caldera de herviente miel
estoico cual estatua de mármol.

Monumento al dolor sin expresión
momento de amor olvidado
movimiento divagante sin razón
mosaico de un corazón roto

ya sea por la vida o por la muerte,
nada permanece.

Un recuerdo más [de nuestro amor]
evocación del pasado [que aun duele]
memoria en sortilegio [que me hechiza a pensarte]
Olvidar, sí. Llega cuando la Muerte llega.

Ya sea por la vida o por la muerte,
nada permanece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario